La Audiencia Provincial confirma la condena a BANKIA a devolver 1.529.500 euros invertidos en Preferentes.

La Secc. 19ª de la Audiencia Provincial de Madrid confirma la que fue la mayor condena dictada por un juzgado de Madrid a favor de un particular cliente de nuestro bufete. Bankia deberá devolver el importe invertido de 1.529.500 € más los intereses desde la contratación y las costas. 

En su día fue un gran éxito del Bufete Castañeda, cuando el Juzgado de Primera Instancia 34 de Madrid dictó la mayor condena a Bankia en Participaciones Preferentes (VER SENTENCIA DEL JUZGADO), declarado nulos los contratos de compraventa de participaciones preferentes suscritos por un jubilado de 88 años, y condenando a la devolución de casi 1.529.500 € más los intereses legales devengados desde la fecha de la inversión y las costas. La Sentencia consideró que Bankia debió abstenerse de ofrecer el producto al cliente por su perfil marcadamente ahorrador y afirma que no se facilitó la mínima información que hiciera comprender al cliente lo que compraba, añadiendo que Bankia no cumplió con los estándares de diligencia y de buena fe, existiendo dolo civil al omitirse por la entidad bancaria información determinante para la conclusión del contrato, como lo era la situación financiera de la entidad. Dicha Sentencia fue apelada por Bankia y la Audiencia Provincial de Madrid confirma lo resuelto por el Juzgado en una reciente Sentencia (VER SENTENCIA DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL). Este nueva Sentencia, que acaba de adquirir firmeza, afirma tajantemente que:

 

“Pues bien, el dolo concurrió en la medida de que no se comunicó al cliente la real situación financiera de Caja Madrid ni se relacionó esta última con la posible frustración de la adquisición de las participaciones preferentes, concurriendo un evidente conflicto de intereses…” 

“Existió así, conforme concluye la sentencia combatida, y debe entenderse acreditado, un consentimiento viciado por omisión de información en la conducta de la demandada que ha ocasionado que se prestase un consentimiento erróneo. Luego son el dolo y el error los elementos determinantes de la nulidad interesada por la parte demandante. Ni se produjo la información oportuna y necesaria con el alcance preciso, ni se explicaron las consecuencias de la inversión y su desenvolvimiento en el mercado”.

CONTACTO

Pablo Castañeda.
91.319.24.00

View Pablo Castañeda Perez's profile on LinkedIn

 

Leave A Comment